WikiLeaks niega que Julian Assange haya usado a su mascota como gato espía

El arresto de Julian Assange en el Reino Unido ha tenido algunas historias bastante inesperadas y escatológicas que han salido a la luz en estos últimos días. Pero tal vez algo que nadie esperaba es el asunto del que WikiLeaks acaba de exponer: el gato espía que también era mascota del ahora preso.

La historia es un tanto enferma. Pero poco después del arresto el Daily Mail publicó un extenso artículo exclusivo. En donde se enumeraban las múltiples faltas que Assange supuestamente había cometido durante su estadía en la embajada.

WikiLeaks niega que Julian Assange haya usado a su mascota como gato espía

Pero el punto más extraño vino cuando el embajador ecuatoriano en Londres, Jaime Marchan, aseguró que Julian habría utilizado a su gato como espía. Y que al parecer habría puesto alguna cámara o dispositivo de grabación en el colla/corbata de su mascota.

El gato tenía libre acceso a todos los rincones de la sede diplomática. A la par que Assange habría tenido un teléfono no registrado para su uso personal. Así que eso abría la posibilidad de que hiciera más cosas indebidas.

A todo esto, el editor en jefe actual de WikiLeaks, Kristinn Hrafnsson, decidió realizar una publicación en su cuenta de Twitter. Para hablar sobre el asunto del gato espía:

El presidente Lenin Moreno y su pandilla están difundiendo historias demenciales sobre Assange para sobrepasar la vergonzosa expulsión.

Moreno afirma que Assange hackeó su teléfono, y el Embajador le dice a Daily Mail que podría haber entrenado al gato de la embajada para espiar. Esto es idiota.

Con tal mezcla de factores fue sólo cuestión de pocas horas para que el tuit explotara  y se volviera un fenómeno viral.

Al momento de escribir esta nota la publicación acumula más de 1.123 Me Gusta y 797 retuits. Junto con centenares de comentarios y memes.

Nuestra conclusión más certera es que, sea cierto o no ese asunto. El gatito espía de Assange siempre lucía adorable.

Si quieren saber qué le sucedió al gato de Assange les recomendamos leer acá.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *