Vuelve a surgir la batalla legal entre Wikimedia y la NSA

La American Civil Liberties Union y Wikimedia pueden respirar más tranquilos el día de hoy gracias a una medida adoptada por una corte de apelaciones local en los Estados Unidos, quienes declararon admisible la demanda presentada por ambas instituciones en contra de la National Security Agency y el Departamento de Justicia de ese país, revirtiendo el veredicto de inadmisibilidad declarado por una corte menor en octubre de 2015.

La querella presentada por ambas organizaciones sociales argumenta que los organismos de seguridad del país norteamericano se encontraban siguiendo la huella de Wikimedia sin motivo alguno, lo cual va directamente en contra de los derechos otorgados por la primera y cuarta enmienda de la constitución local. Esta excusa fue catalogada como insuficiente por la justicia estadounidense en primera instancia, pero vuelta a considerar por el ente apelativo, dado que los sitios relacionados a la ONG son demasiado grandes -y por consiguiente el “rastro” que dejan en la web, el cual podría indicar algo respecto a las acusaciones de seguimiento indebido por parte de la NSA.

Los tres jueces que revisaron la causa escribieron la siguiente declaración:

Wikimedia ha alegado plausiblemente que sus comunicaciones viajan por medio de todos los caminos que la comunicación puede tomar y que la NSA ha tomado todas las comunicación por al menos uno de estos caminos. Además, por lo menos en esta etapa del litigio, Wikimedia ha decidido realizar una demanda por la violación de la Cuarta Enmienda, y porque Wikimedia ha autocensurado su discurso, e incluso a veces perdido las comunicaciones electrónicas en respuesta a la vigilancia, también han demandado por la violación a la Primera Enmienda.

Lamentablemente, este criterio no es suficiente para acoger todas las demandas de las organizaciones que se encuentran en batallas legales contra el ente de seguridad, dado que no cuentan con la masividad con la que cuenta, por ejemplo, Wikipedia. Es necesario destacar que este factor imposibilita las chances de encontrar algún rastro de intervención comunicacional realizado por la NSA, por lo que tendrían que demostrar todas las veces que la agencia llevó a cabo esta acción.

Claramente tendremos más noticias al respecto con el paso de los días, por lo que quizá, después de todo, por fin salga humo blanco para las libertades individuales en Internet.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *