Tres tailandeses operaban una granja de clics con más de 300 mil tarjetas SIM

Anteriormente te habíamos mostrado cómo eran las granjas de clics por dentro, sin embargo, durante la tarde de ayer, descubrimos un caso que nos llamó poderosamente la atención. La policía tailandesa desbarató un emprendimiento (si es que le podemos llamar así) creado por tres tipos, quienes poseían cerca de 400 teléfonos y más de 300 mil tarjetas SIM, todo con el fin de impulsar el consumo de distintos productos por medio de la aplicación de mensajería instantánea WeChat.

El centro de operaciones contaba con 474 iPhones 4S, 5C y 5S, 10 computadores y laptops, y 347.200 tarjetas SIM aún sin ocupar para fines publicitarios, provenientes de distintas operadoras telefónicas locales. Cada uno de los móviles estaban cableados a los PC anteriormente mencionados, enviando información a distintos usuarios del programa de origen chino, ofreciéndoles productos de manera completamente invasiva.

Según indica The Bangkok Post, la policía local pensó que, por lo menos en un comienzo, los hombres operaban un call center fraudulento, no obstante, al allanar la casa en donde trabajaban, se encontraron con esta pequeña sorpresa. A pesar de lo anterior, el trío de sujetos indicó que una compañía china les estaba pagando todo para realizar esta operación, aunque se negaron a mencionar el nombre de la misma de manera pública.

Las granjas de clics son comúnmente utilizadas por empresas para potenciar ciertos productos en redes sociales por medio de bots, los cuales realizan dicha acción de manera invasiva en distintas aplicaciones de mensajería instantánea y mensajería de texto. La legislación al respecto depende de cada país (en este caso, por ejemplo, no parece ser completamente ilegal), sin embargo, nunca nos deja de sorprender la metodología empleada por algunas empresas para llegar a sus clientes de la mejor manera posible. Obviamente hay formas y formas, y esta no parece ser la más correcta.

Según apunta The Verge, la policía actualmente se encuentra buscando a quienes pudieron proveer los teléfonos para llevar a cabo esta granja de clics, ya que ciertamente no es muy común que casi 500 teléfonos aparezcan de la nada en un solo lugar. Los sujetos, por su parte, arriesgan condenas económicas o cinco años de cárcel por trabajar sin permiso en Tailandia, si es que todo llega a buen puerto con las investigaciones que se están llevando a cabo por estos días (cabe la posibilidad de que todo se ponga peor). Quizá dónde llegará todo esto.

null

Ver en YouTube

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *