Spider-Man: Far From Home, o cómo tener un buen villano [FY OPINIÓN]

Si miramos hacia atrás y revisamos toda la filmografía de El Hombre Araña, encontraremos que el héroe arácnido tiene bastantes desaciertos. Es imposible no recordar, por ejemplo, a Spider-Man 3, probablemente una de las peores cintas de nuestro querido vecino amigable, la cual terminó por sepultar la notable saga de Sam Reimi.

Lo mismo ocurrió con The Amazing Spider-Man 2, en donde el villano, Electro, no logró convencer del todo y también consiguió acabar un proyecto que, por primera vez, quería incluir a los Sinister Six en la pantalla grande.

 Por todo lo anterior, y si bien es necesario destacar que las dos primeras cintas de Reimi son realmente buenas, Sony Pictures parecía no entender lo que la fanaticada realmente estaba esperando de una película de Spider-Man, pero como todo en la vida, las cosas llegan siempre en su debido momento.

 ¿Es la mejor Spider-Man?

No sólo pudimos ver por primera vez al Peter Parker que queríamos en Spider-Man: Homecoming, una visión bastante apegada al cómic —hecho reconocido incluso por el mismísimo Stan Lee—, sino que en esta ocasión, confirmamos que Tom Holland nació para interpretar al héroe, y Spider-Man: Far From Home sólo llega para hacernos saber que la espera valió la pena y que, al parecer, todos lograron aprender de los errores del pasado.

Spider-Man

 No quiero ser sensacionalista y decir que estamos en presencia de la mejor cinta del Hombre Araña —por lo menos en el ámbito del live action—, pero esta producción nos sitúa en un lugar cercano a esta afirmación. No sólo el contexto que rodea al joven Parker está muy bien logrado, sino que también podemos ver a un villano bien configurado. Sí, un antagonista bien hecho en el MCU que no es Thanos ni Loki. ¿Lo puedes creer?

 Lo visto en la infinita serie de tráilers que han salido para este filme corresponde al primer y parte del segundo acto del relato, por lo que los detalles hasta ese punto no son tan novedosos. Acá vamos la historia de la “gira de estudios” (o viaje de graduación) de Peter Parker, quien debe enfrentar la amenaza de los Elementales sin perder el contacto con sus amigos y profesores. Para esto, contará con la ayuda de Nick Fury y Misterio, un superhéroe de otra Tierra del multiverso, quien se transformará lentamente en el mentor de nuestro héroe, ahora que Tony Stark ya no está entre nosotros.

 Todo esto lo vemos en, literalmente, los primeros diez o quince minutos de película, lo cual no es ninguna novedad. Sin embargo, a medida que los hechos van transcurriendo, nos vamos dando cuenta de que la trama es bastante más compleja de lo que pensábamos, y que el tercer acto es simplemente notable.

Ojo con el final

 Spider-Man: Far From Home está cargada de referencias a Avengers: Endgame y a casi todo el canon de Marvel en el cine en general, pero la más importante es la muerte de Tony Stark y la búsqueda de un nuevo Iron Man, búsqueda personal que ocurre mientras Peter busca tener una vida normal con sus amigos y un interés amoroso poco sorprendente, pero bastante interesante y muy bien ejecutado (si alguna vez te enamoraste de alguien a tus 15 años, posiblemente lo notes mucho más).

 Lamentablemente, contar más detalles sería entrar en el terreno de los spoilers, lo cual, en estos instantes, le haría poca justicia al peliculón que tienen Marvel Studios y Sony Pictures entre manos, pero sí podemos decir esto: todos los fans de Spidey quedarán más que contentos, en especial aquellos viudos de Sam Reimi.

 La cinta tiene dos escenas postcréditos, las cuales, sin temor alguno, puedo decir que son las mejores de todo el MCU, así que quédate a verlas, porque más de alguna sorpresa nos depara la nueva fase de este megaproyecto cinematográfico.

Far from home

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *