Sí, Wonder Woman es la mejor película del Universo Extendido de DC [FW Opinión]

El día de hoy tuvimos la oportunidad de asistir a una función exclusiva para prensa de Wonder Woman, una de las películas más esperadas de este 2017, y la verdad es que nos llevamos una sorpresa bastante grata al ver la cinta dirigida por Patty Jenkins.

Por este motivo, y porque extrañamente estoy escribiendo esto con una sonrisa de satisfacción en mi rostro, es que va un listado de cinco cosas por las cuales Wonder Woman se transformó en la mejor película del Universo Extendido de DC Comics.

ww2

1. El tono es radicalmente opuesto a lo anterior de DC

Por lo que hemos visto hasta ahora, las tres películas que han sido previamente estrenadas por Warner y DC tienen un tono bastante adulto y oscuro, factores que se han transformado en los pilares centrales del desarrollo de este universo. Acá nos topamos con una cinta cuyo tema central es el amor, pero visto desde una mirada muy adulta, sensible y también llena de escenas de acción (creo que nunca había visto volar tantos tanques en mi vida).

Se nota que la mano de Zack Snyder no está presente en esta producción, a pesar de que la historia fuese escrita por él, Allan Heinberg y Jason Fuchs. Los tonos oscuros en pantalla desaparecen para darle lugar a los colores vivos característicos de Temiscira, hogar de Diana y su familia, reapareciendo sólo para las escenas de guerra, y no durante toda la cinta, saturándonos visualmente.

Si bien este es un elemento que ha caracterizado a toda la franquicia hasta el momento, también nos deja claro que esto no se trata de una narración que forme parte directa del DCEU. Me explico: la producción es una historia de origen vital para la comprensión de todo lo que vino después, de eso no hay duda, pero difícilmente logra sumar algo a la línea temporal actual o a lo que venga en el futuro, a menos, claro, de que reaparezcan algunos personajes (poco probable), o se vuelvan a tocar algunas temáticas en cintas posteriores.

2. La forma en que se narra la historia

Para este tipo de casos, en donde conocemos, por lo menos someramente, a los personajes (digo, todos sabemos sus intenciones y motivaciones), lo esencial es tener una buena historia para contarle a la audiencia. El mayor error de Suicide Squad, la última entrega del universo DC, es que justamente no había un argumento fuerte que le diera lugar a los protagonistas de la misma, a pesar de que sí existía un buen background tras ellos. La mayor diferencia que hace Wonder Woman es apoyarse en una heroína que ya conocemos y darle vida propia, motivaciones y derrotas personales, transformándola en alguien mucho más humano y cercano a nosotros, todo lo contrario a lo que vimos también en BvS, en donde Diana era solo un condimento para esa mezcla.

Por supuesto, al estar ambientado todo durante la Primera Guerra Mundial, los valores estadounidenses son los que más priman por sobre el resto de las cosas (¿hay mejores representantes de Estados Unidos que sus propios superhéroes?), sin embargo el choque cultural que existe entre una extranjera residente en Temiscira y los ingleses, que es en donde tiene lugar parte del film, es también un fiel reflejo de cómo concebimos el mundo hoy, frente a cómo lo hacen, por ejemplo, nuestros padres o abuelos.

ww1

3. No cae en las risotadas infantiles

Esa diferencia de miradas es también el catalizador de una buena cantidad de chistes que tienen lugar en la película, dado que una mujer así de empoderada no era algo habitual en la época en donde transcurren los hechos. Además de esto, también se incluyen unos personajes muy bien configurados y compenetrados entre sí, logrando un ambiente muy grato entre los mismos.

Los chistes, a pesar de esto, no caen en el nivel de lo infantil -lo siento, Marvelitas, amo sus películas con mi alma pero acá les ganaron-, generando un par de momentos chistosos incluso al hablar de la masturbación femenina.

4. Excelentes personajes

Los personajes, junto con la historia, son los que quizá más aplausos se pueden/deben llevar, ya que con “poco” tiempo en pantalla, logran dejarnos claro cuáles son sus intenciones y motivaciones. Es lamentable tener que invocar de nuevo a Suicide Squad para estas comparaciones, no obstante, es necesario recordar que tuvieron incluso que agregar escenas al corte final en Blu-ray para que algunas cosas nos quedaran realmente claras.

Contrario a lo que podríamos pensar al ver a un turco, un escocés y un inglés realizando determinadas acciones -además de una mujer de Temiscira, por obvios motivos-, ese estereotipo de mix étnico para totalmente desapercibido en primera instancia, permitiéndonos disfrutar de una muy buena historia, llevada correctamente.

5. Un villano a la altura

A estas alturas, ya todos sabemos que el malo de la película es Ares; sin embargo, pese a tenerlo siempre en mente y pese a que en la cinta siempre nos lo recuerden, en realidad nunca lo vemos venir. Si bien es necesario resaltar que el desarrollo de la secuencia final quizá sea un poco deficiente en este sentido, restando más que sumando al enemigo principal, Ares era el villano que necesitábamos ver en un contexto como este. Casi como un “no era lo que esperaba, pero estoy satisfecho”.

ww3

Wonder Woman vino para rescatar todos los esfuerzos de Warner y DC Comics por llevar a sus héroes a la pantalla grande de manera interconectada los unos con los otros, sin embargo el desafío que queda por delante es enorme aún. Posiblemente no sea la película que todo el mundo esté esperando, no obstante, es el filme que necesitábamos ver. Ahora podemos esperar un poco más tranquilos la llegada de Justice League. Ahora sí que sí.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *