Rumor: un procesador Comet Lake de Intel podría superar a toda la línea Ryzen 3000

Mientras AMD gana terreno en el mundo de los procesadores, el gran ausente ha sido Intel. Los procesadores Ryzen 3000 son altamente competitivos en todos los segmentos, y todavía estamos a la espera de una respuesta de la competencia. Ésta podría llegar el próximo año si hemos de creerle a los rumores, con la décima generación de procesadores de Intel llamados Comet Lake.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

Los rumores incluso avivan el fuego de la competencia. Según fuentes, el tope de gama de Comet Lake podría estar bien por encima del flagship de AMD, el Ryzen 9 3900X.

La especulación apunta a un roadmap completo para el próximo año. La CPU de mejor rendimiento y claro cabeza de serie sería la Core i9-10900KF, con las siguientes características:

  • 10 núcleos y 20 hilos
  • Reloj base de 3.4 GHz
  • Turbo de 4.6 GHz en todos los núcleos y 5.2 en un sólo núcleo
  • TDP de 105W
  • Precio sugerido de $499 dólares
Rumor: un procesador Comet Lake de Intel podría superar a toda la línea Ryzen 3000

Si los rumores son ciertos, todo en la especificación está diseñado para botar a AMD del primer lugar. El Ryzen 9 3900X, que sería su competencia directa, tiene el mismo precio (US499), el mismo turbo boost (4.6 GHz) y el mismo TDP (105W).

La diferencia fundamental es que el nodo de Intel seguirá siendo de 14 nanómetros, a diferencia del novedoso nodo de 7 nm que introdujo AMD con Ryzen 3000.

Con respecto a este rumor, Intel aún no nos confirma datos oficiales directamente. Todo esto sigue siendo especulación, así que por ahora a tomárselo con calma.

Rumor: un procesador Comet Lake de Intel podría superar a toda la línea Ryzen 3000

Un nuevo socket: LGA 1159

La otra parte del rumor apunta a que la próxima generación vendría de la mano con un nuevo socket: LGA 1159. Asimismo, lo más probable es que un socket nuevo también signifique un nuevo chipset, y la pérdida de compatibilidad con la generación anterior.

Eso quiere decir que los que tengan placas madre con LGA 1151, deberán considerar cambiarse.

La mayor ventaja de la nueva tecnología por sobre la anterior es el soporte para memorias DDR4-3200, lo que es bastante mejor que el refresh de Coffee Lake, que sólo soportaba hasta DDR4-2666.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *