Policía china clona a un perro rastreador para no tener que buscar otro

¿Se acuerdan cuando Barbra Streisand generó una gran polémica por clonar a su perrita Samantha? China le quiere seguir los pasos a ella y a Corea del Sur, al parecer.

En la provincia china de Yunnan, la fuerza policial clonó a uno de sus perros rastreadores estrella, con el objetivo de ahorrarse la búsqueda de un canino con tales talentos. La perra llamada Kunxun, cuya raza es local y muy similar a un pastor alemán, habría nacido en diciembre del año pasado, convirtiéndose en el primer perro policial clon.

De acuerdo a la agencia de noticias estatal Xinhua, el can -que por cierto, es hembra- es un clon de Huahuangma, una hembra que ha ayudado a la policía de Kunming en investigaciones de alto nivel, e incluso ha ganado condecoraciones por su servicio detectando pruebas en homicidios.

Para realizar la clonación, la firma de biotecnología Sinogene tomó muestras de células somáticas de su piel, que fueron usadas para crear un embrión que fue luego implantado en una hembra beagle. Sinogene es la primera compañía china en ofrecer servicios de clonado de mascotas.

La razón de la clonación, al menos para la policía de Kunming, está clara: encontrar a un perro con tales características y talentos es mucho más difícil y caro que clonarlo y esperar resultados positivos.

Perro clon

Ensayo y error

De todas maneras, la genética sólo puede llegar hasta cierto punto. Según una publicación de Scientific American, la clonación no garantiza que un animal será idéntico o con las mismas características que el ‘original’. Si bien hay atributos meramente genéticos, otra parte es dependiente en factores ambientales y contextuales.

Por otra parte, no olvidemos las razones éticas detrás: clonar un animal deja un rastro de otros animales, especialmente hembras, que son usadas para criar y proveer a los laboratorios de óvulos. Incluso los especímenes clonados tienen más riesgo de contraer enfermedades, sin contar las millones de mascotas que entran a refugios cada año.

De todas maneras, para la policía china Kunxun es tanto un prototipo como una inversión. Y una inversión bastante grande, por lo demás: Sinogene cobra más de $50.000 dólares por clon.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *