Perturbador: científicos crean un pez robot que sangra

No sabemos si el fin de la humanidad vendrá por mano de un robot, una inteligencia artificial o ambos. Pero lo que les compartimos ahora nos hace pensar que cada vez falta menos para llegar a ese punto de descubrirlo.

Resulta que un grupo de investigadores de la Universidad de Cornell y la Universidad de Pennsylvania al parecer se encontraban bastante aburridos y decidieron evolucionar la industria robótica.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

Digit: el robot repartidor de Ford que entrega paquetes en coches autónomos

Ford parece que quiere definir el futuro como si fuera un chiste retorcido de Futurama.

Todo mediante la creación de un pez robot, el cuál busca desde su diseño ser distinto a todo lo que conocemos con compañías como Boston Dynamics.

Por ejemplo, este robot imita la forma de pez león, cuenta con un cuerpo suave, flexible y es propulsado por un complejo sistema hidráulico de algo que bien podría definirse como “sangre falsa”.

Perturbador: científicos crean un pez robot que sangra

Es en serio, este pez león tiene un sistema circulatorio único ya que proporciona energía y propulsión. Su sangre está compuesta por una solución de electrolito que actúa como fluido hidráulico y a la par que almacena la energía que lo mueve.

Técnicamente este robotito no tiene una batería convencional. Lo que le da una forma mucho más “orgánica” o “biológica”, por así decirlo.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

¿Skynet eres tú?: Facebook trabaja en el desarrollo de arañas robot

La división de robótica de Facebook revela en qué trabajaba secretamente desde hace meses: inteligencia artificial y robots araña.

Lo más perturbador es que este sistema circulatorio falso demostró ser muy eficiente. Ya que el pez robótico es capaz de nadar hasta 36 horas sin necesidad de que un humano intervenga para cambiar su sangre.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *