Microsoft almacena datos en ADN con esta máquina

Parece que almacenar datos en formato de ADN será el futuro de la industria informática. Al menos eso es lo que nos hace pensar el último proyecto presentado por Microsoft. En donde muestran una máquina capaz de guardar información en código genético.

Los bits son cosa del pasado. Durante los últimos años hemos visto varios proyectos en donde la información es guardada en cadenas de ADN; que luego pueden ser traducidas en datos digitales.

Y ahora la compañía fundada por Bill Gates se suma a esta moda con un revolucionario proyecto presentado en conjunto con la Universidad de Washington. En donde han construido el primer sistema automatizado para guardar datos en ADN:

Microsoft almacena datos en ADN con esta máquina

Como podemos comprobar a través de los avance en el estudio de los genomas, el ADN puede almacenar cantidades bestiales de información en una cantidad mínima de espacio físico.

Estudios recientes apuntan a que en realidad un gramo de ADN tendría la arquitectura suficiente para almacenar hasta 215 petabytes.

De modo que el reto a últimas fechas se ha enfocado en encontrar la manera de guardar datos en este formato para luego traducirlo en información digital.

Microsoft almacena datos en ADN con esta máquina

Imaginen la cantidad de servidores en la nube que podrían ahorrarse a la par que la información podría sobrevivir cientos de años. Ese es el móvil de Microsoft y por ello ha creado esta máquina que está lejos de ser perfecta.

El problema es que esta máquina creada por la compañía y la universidad es excepcionalmente lenta. Recuerda a una impresora 3D pero su ejecución es aún más pasmosa.

Para completar el ciclo de codificación y decodificación de la palabra “Hello”; entre ADN y datos digitales tardó un total de 21 horas. Sólo para una palabra.

Y es que la secuencia es larga. Primero se traduce el texto a código binario, luego se sintetiza en secuencias de ADN, luego eso se almacena en estado líquido. Depués se lee el ADN con un secuenciador y se traduce a bits.

Tal vez pasen décadas antes de ver en acción esta tecnología en todo su potencial.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *