La impactante historia del paciente cuyo cerebro estaba lleno de parásitos

Un sorprendente caso ocurrió recientemente en la India. Un hombre de 18 años llegó a un hospital de la ciudad Faridabad con síntomas de dolor en la ingle y continuas convulsiones. Lo que causaba este sufrimiento terminó siendo mucho más grave de lo que él o su familia imaginaba: la presencia de parásitos en el cerebro.

El caso fue descrito en New England Journal of Medicine. Según el reporte, el joven informó que había estado experimentado dolor en la parte derecha de la ingle. Además, al momento de llegar al hospital se encontraba profundamente confundido por las convulsiones que sufría.

Viendo su estado, los médicos examinaron rápidamente al paciente. Así, ordenaron la obtención de una Imagen por Resonancia Magnética (IRM) y un examen de ultrasonido. Lo que vieron fue horrible: su corteza cerebral, cerebelo y tronco encefálico estaban llenos de larvas enquistadas llamadas cisticercos. No solo estaban allí, sino también en el ojo y testículo derechos.

La impactante historia del paciente cuyo cerebro estaba lleno de parásitos

Parásitos por doquier

Para los médicos el diagnóstico era claro: infección parasitaria. La pequeña lombriz responsable de esto se conoce como taenia solium. Normalmente esta infecta los músculos y genera una enfermedad llamada cisticercosis. Sin embargo, este caso era mucho más grave, pues los huevos del parásito terminaron llegando al cerebro y provocando neurocisticercosis.

Este tipo de casos normalmente son tratables con antiparasitarios. No obstante, esta era una situación severa con una gran cantidad de larvas, que a vista de la resonancia magnética eran prácticamente incontables y generaban una notoria hinchazón. En caso de administrar la medicación normal, la respuesta inflamatoria en el cerebro habría sido mucho más grave. En vez de eso, al paciente se le administraron medicamentos para la inflamación y las convulsiones.

No hubo forma de salvar al joven. La infección estaba tan avanzada que después de dos semanas en el hospital, el paciente murió.

La neurocisticercosis es una enfermedad recurrente en países en vías de desarrollo. Es común sobre todo en zonas de escasos recursos donde hay pobres prácticas sanitarias.

Los parásitos se encuentran normalmente en la carne de cerdo que no está bien cocinada. También pueden ser transmitidos al estar en contacto con las heces fecales de otra personas infectadas.

La impactante historia del paciente cuyo cerebro estaba lleno de parásitos

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *