La alergia a las radiofrecuencias no existe

En un reportaje publicado originalmente por el diario El País de España se cuenta la anécdota de uno de los tantos estudios para tirar abajo “la mentira de la alergia a las antenas”.

En esta se cuenta como 36 individuos que claman ser “electrosensibles” eran sometidos a pruebas para que describieran sus síntomas al ser sometidos a fuertes ondas de radio, junto a 36 que no clamaban tener ningún tipo de patología.

El chiste está en que nunca hubo radiofrecuencia, nunca hubo router, nunca hubo antena. Los “sanos” decían no sentir nada. La otra mitad decía sufrir fatiga, vértigo, nauseas, entre otras.

A través de este y otros 349 estudios, los doctores a cargo del tema llegaron a la siguiente conclusión:

La mayoría de los estudios demuestra que las personas con hipersensibilidad electromagnética no son capaces de detectar cuándo están expuestas.

De todas formas sus síntomas sí son reales y estos se deben principalmente a cuadros ansiosos o fóbicos asociados, dado lo cual tampoco hay que tomarlo a la ligera.

Actualmente no existe ninguna enfermedad asociada a la exposición de radiofrecuencias registrada en la Organización Mundial de la Salud (OMS) y de acuerdo a expertos, los niveles a los que nos vemos expuestos en el día a día e incluso en máquinas de aeropuertos no serían dañinas, por estar muy por debajo del rango recomendado.

Aún así varios gobiernos locales evitan la colocación de antenas de telefonía cerca de hospitales o jardines infantiles.

Si algún conocido afirma tener una enfermedad o síntomas derivados de la exposición a una antena, probablemente son ocasionados por la preocupación causada y el miedo colectivo alrededor del hecho, no más que eso.

No olviden seguirnos y comentar en Facebook.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *