Juegos de mesa retro: Recordando “Química Mágica”

En Chile y México quizás recuerden que por ahí por los ochenta hubo un boom por la ciencia en los niños y sobre todo esta idea de convertirse en científico loco.

Por eso, “Química Mágica” se convirtió rápidamente en un juego de mesa de culto, donde tubos de ensayo, lentes especiales y una gran diversidad de sulfatos y carbonatos en frasco, podíamos hacer experimentos.

Dentro de las cosas que se podían hacer: “Cambiar el color de agua, crear nubes en un vaso, crear un jardín acuático y separar colores a partir de uno”.

Química Mágica

¿Era peligroso para los niños?

Quizás una de las cosas que los padres más temían en esa época, es que los niños pudieran sufrir algún tipo de accidente manipulando los frascos en los tubos de ensayo, más que mal se trataba de elementos químicos.

Acá un resumen de lo que venía:

  • 2 cucharitas medidoras
  • papel filtro
  • 8 tubos de ensayo
  • 1 gradilla
  • 1 agitador
  • 1 gotero
  • 1 plumón
  • 1 anteojos de protección
  • 1 escobillón
  • frasco con hidróxido de carbono (2 gr)
  • frasco con sulfato de manganeso (3 gr)
  • frasco con limadura de fierro (9 gr)
  • frasco con carbonato de sodio (6 gr)
  • frasco con sulfato de cobre (4 gr)
  • frasco con ácido tartárico (2 gr)
  • 2 botellas gotero con silicato de sodio (14 gr)
  • botella gotero con naranja de metilo
  • botella gotero con fenolftaleina
  • e instructivo

En principio, no eran sustancias peligrosas, por ejemplo, el ácido tartárico: un compuesto que ocurre naturalmente en muchas plantas, particularmente en uvas, plátanos y tamarindos y que también es uno de los principales ácidos que se encuentran en el vino.

Sustancias

Pero por ejemplo, el sulfato de cobre, que se usaba para cambiar a azul los colores del agua, podía tener sus peligros: “Tóxico por ingestión, induce el vómito. Irritante en contacto prolongado con la piel, en este caso lavar la zona afectada con agua abundante”.

Si bien a priori era todo seguro, lo cierto es que los niños suelen usar fuego por ejemplo para calentar los tubos de ensayo, lo que hace que el método ya sea potencialmente peligroso.

Tubos

A modo de anécdota, siempre recordaré cuando con mi amigo Alfredo jugábamos con esta “maravilla”. Todo justamente terminó mal y con el bueno de Alfredo con heridas, luego de que al dárselas de doctor Frankestein empezara a manipular un encendedor para querer en su mente generar una reacción química.

Mágicamente, no pasó a mayores.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

Juegos de mesa retro: Recordando "El Robot Instructivo"

Hubo por 1960 un juego que fue muy popular entre los niños: "El Robot Instructivo". Tuvo su remake ochentero y hoy también tiene su versión 3.0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *