Jack White confesó que nunca ha tenido un celular y comparó su adicción al alcoholismo

Jack White odia los celulares, pero no sólo porque no deja que se utilicen en sus conciertos, sino porque ahora confesó en Channel 4 News que nunca ha tenido un móvil y comparó su adicción a la que tienen las personas que no pueden dejar de beber.

El guitarrista y solista, y fundador de los White Stripes y The Racounters, dice que le da placer ver a la gente en la calle ensimismada con estos aparatos, mientras él camina libre.

“Para alguien como yo, que es uno de los pocos que no posee un teléfono celular, es muy divertido caminar por la calle y ver a todos haciendo esto”, sostuvo imitándose a sí mismo mirando un teléfono en su mano.

“Nunca he tenido uno, así que cuando estoy ahí afuera soy una anomalía y estoy mirando a todos”. Para mí, todo el mundo parece tonto. Y luego estás como, ‘Lo que sea, es su vida’. ¿Quién sabe? Tal vez sea así de ahora en adelante. No tengo ni idea y nadie realmente la tiene ”.

“Tal vez se convierta en implantes. Probablemente se convertirá en un microchip detrás de nuestro globo ocular o lo que sea “.

Jack White y la tristeza de los celulares

Jack White además consideró muy triste la adicción a los celulares y comparó este problema con el que podrían tener los alcohólicos.

“Si no puedes elegir dejar de beber por un día, tienes mucho control sobre ti, eso es algo triste. Lo mismo con eso, si no puedes dejar eso (tu celular) por una hora y experimentar la vida de una manera real, es triste”. Y tal vez es incluso más triste que tuvieras que decirte que lo hicieras. Que naturalmente no querías hacerlo por tu cuenta “.

White concluyó: “Una buena parte de esto, 90%, es ‘Mira lo que estoy haciendo y no lo estás haciendo’. Es esta competencia, el voyeurismo, los celos, esas son características humanas realmente superficiales. Vamos hombre. No es que la gente diga: ‘Acabo de ver la mejor película de mi vida’ o ‘Acabo de escuchar el poema más hermoso’. Muestra que si no está sucediendo en el momento, entonces no les vale la pena. Mucho de eso es realmente una tontería. ¡Es triste también!”.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *