Inteligencia Artificial, el futuro automatizado según Google

Por estos días se desarrolla una nueva versión de Google I/O, el evento para desarrolladores de software del gigante digital en Mountain View, California, donde también se aprovecha de anunciar una serie de nuevos productos y servicios por parte de la empresa. Esta edición en particular tiene como foco principal el machine learning (aprendizaje de máquinas), o la habilidad que tienen las computadoras para aprender procesos y luego llevarlos a cabo de manera automática, lo que por estos días es tendencia en el mundo de la tecnología.

Google está llevando a cabo tremendos esfuerzos para avanzar en la automatización lo más rápido posible, lo cual conlleva una serie de novedades que a priori suenan bastante útiles. Nuestro propio teléfono móvil (Android, por supuesto) puede ahora reconocer rostros en las fotografías por medio de una actualización en el servicio Google Photos, descartando de forma inmediata aquellas imágenes que no estén bien enfocadas, pero también identificando a quienes aparecen en dicha instantánea con una precisión que hoy supera a la humana. También puede reconocer nuestra voz con un margen de error cercano al 4% e incluso es capaz de manejar y entregarnos información en distintos idiomas, traduciendo todo (incluyendo el texto de una foto, por ejemplo) y comprendiendo cada vez más qué cosas forman parte de su entorno.

En ejemplos más concretos, el proyecto de realidad aumentada de la compañía –Project Tango– podrá trabajar mano a mano con Google Maps, reconociendo objetos que forman parte del entorno, categorizándolos y posicionándolos en el servicio de mapas de la marca. Esto permite que la próxima vez que un usuario vaya a una tienda, encuentre lo que busca solo con las indicaciones que le da el teléfono. Por su parte, se anunció también Google Lens, un producto que convierte a la cámara del teléfono en una “cámara inteligente” que entiende que es lo que está enfocando el usuario, ya sean objetos, lugares o incluso texto.

Lo presentado por Google en su evento muestra básicamente que la tecnología ahora habla, piensa y entiende todo lo que pasa a su alrededor, en cualquier idioma y en cualquier lugar que se encuentre.

¿Y cómo se protege al usuario?

vlcsnap-2017-05-17-17h38m05s679

Hace algunos días vivimos una de las peores crisis de privacidad de nuestra era, gracias a un ataque masivo de ransomware que secuestró computadores y documentos pertenecientes a distintas organizaciones transnacionales. Dicho evento hizo notar que la seguridad en Internet es básicamente nula y si bien se han realizado esfuerzos para estar por sobre los atacantes, estos siempre se las arreglan para burlar cualquier protección.

Pues bien, ¿qué pasa entonces si un grupo de hackers decide capturar nuestra información personal desde nuestro teléfono, asistente personal o incluso nuestro televisor inteligente? No es algo tan lejano a la realidad, ya que hechos como estos han sido registrados anteriormente por entes gubernamentales como la National Security Agency (NSA) en Estados Unidos, quienes se dedicaban a espiar a ciudadanos estadounidenses por medio de sus equipos electrónicos.

¿Quién se hace cargo de nuestra seguridad? ¿En manos de quienes se está dejando? En las conferencias que vimos en I/O, Google en ningún momento se refirió explícitamente respecto a qué tan seguros están los datos en sus nuevos sistemas de inteligencia artificial y aprendizaje de máquinas, lo cual es preocupante al tener en cuenta que, sobre todo por estos días, el futuro se ve realmente amenazador para las personas que utilizan la tecnología pero no están realmente familiarizadas con ella. Y si bien ahora se habla de Google en la actualidad son muchas las marcas que hoy se encuentran desarrollando esta metodología en distintos productos que próximamente estarán en el mercado.

Todo parece indicar que viviremos pronto en un mundo similar al de películas de ciencia ficción donde todas las tareas cotidianas de la humanidad son realizadas por máquinas. Llegará el día en que no tendremos que preocuparnos por organizar nuestro día (valga la redundancia) porque todo estará a cargo de nuestro pequeño y poderoso asistente personal inteligente y automatizado, lo que suena super útil e interesante aunque bien vale la pena preguntarse por el costo.

No vaya a ser cosa de que se cumpla el vaticinio de Stephen Hawking: “El desarrollo de una completa inteligencia artificial podría traducirse en el fin de la raza humana”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *