Guardians of the Galaxy Vol. 2: una carta de amor a la ciencia ficción [FW Opinión]

Guardians of the Galaxy Vol. 2 ha sido estrenada y durante su primer fin de semana en algunos de los mercados más importantes de América Latina ha provocado algunas reacciones mixtas, aunque positivas en su mayoría.

Llega el momento de plantear una opinión sincera y honesta (sin spoilers) sobre la experiencia de ver esta cinta, y el inevitable problema que puede representar el darle continuación a una historia que parecía insuperable.

Un breve antecedente

guardians_of_the_galaxy_vol_2_5k-wide

Cuando Guardians of the Galaxy se estrenó en 2014 a todos nos tomó por sorpresa. Era esa cinta de la que nadie sabía qué esperar y que terminó siendo uno de los eventos cinematográficos más gratos e inesperados de los últimos años. No sólo para el Universo Marvel, sino para toda la ciencia ficción.

A nivel personal yo no tenía el menor interés de ver una nueva trilogía de Star Wars, luego de la experiencia vivida del Episodio I al III (gracias, George Lucas), pero Guardians demostró que era posible contar historias fascinantes con bases firmes sobre la esencia de este género cada vez más mestizo.

De hecho a la fecha, habrá más de uno que podrá argumentar que parece más original y propositiva esa primera aventura de Star Lord y compañía que el reboot del Episodio IV visto en The Force Awakens. De modo que el reto y la expectativa sobre esta cinta era inusualmente mayor, y es posible que para algunos no haya cumplido superar lo que se esperaba.

Pero en realidad hay factores de sobra para considerarla extraordinaria.

No es malo que una película sea divertida

Guardians-of-the-Galaxy-Vol.2-Official-Teaser-Trailer-3

Guardians of the Galaxy Vol. 2 tal vez pueda resultar más complicada de ver que la primera justamente por el antecedente. Pero es un error delicado el entrar a la sala de cine bajo la intención de compararla, ya que aquí la intención, ritmo y abordaje corren bajo líneas muy distintas aunque sea el mismo equipo de producción. Se trata  de una secuela que da continuación a la vida de estos personajes, no una repetición.

Quienes busquen la misma experiencia de sorpresa vivida hace dos años podrán salir decepcionados. La primera cinta era una historia que buscaba presentar a los protagonistas y a un conflicto complicado mientras conectaba con el resto del Universo Marvel y se formaba el equipo de superhéroes. Mientras que el Vol. 2 en realidad posee una trama tan contenida y directa, que resulta casi anecdótica.

Guardians-of-the-galaxy-vol-2

Guardians of the Galaxy Vol. 2 funciona como un entrañable tributo a las sagas más esenciales de la ciencia ficción de aventuras. Más o menos bajo esa misma mística y ambición con la que George Lucas tomó el ADN de Flash Gordon para dar origen a Star Wars. Es así, la cinta se siente como un show sci-fi de la década de los 60, y eso es admirable.

Podría acusarse a Guardians Vol. 2 de no contar con el ritmo redondo de la primera parte, ya que prefiere tomarse su tiempo para revelar el punto de conflicto y darle, a su propio compás, ajeno de acción descerebrada y trepidante, el peso dramático que amerita todo.

O podrán reprocharle el ser demasiado divertida por la cantidad elevada de bromas integradas sin reparo. Lo cuál por sí mismo puede ser debatible como un factor negativo. ¿Quién puede increpar a una película por intentar en todo momento ser entretenida?

Lo cierto es que Guardian of the Galaxy Vol. 2 está muy alejada de los azotes oscuros del universo cinematográfico de DC. El mundo de estos personajes es colorido, intrigante, libre de solemnidades impostadas, expresivo en su forma y tonalidades, a la altura de Doctor Strange como una adaptación casi inconcebible de la visión estética de Jack Kirby.

 

guardians vol 2 b

En el apartado musical resulta admirable la decisión arriesgada de dejar a un lado las tonadas populares para integrar canciones más oscuras, pero que suenan casi predestinadas a encajar en esta historia.

Los cameos son delirantes y las cinco escenas post-créditos sólo ayudan a reforzar esta sensación de no querer abandonar la vida de estos personajes. Con la completa disposición a ver más cintas sobre ellos.

A grandes rasgos: comparada con la primera película Guardians of the Galaxy Vol. 2 resulta menos sorprendente, más contenida y apartada del resto del universo Marvel. Pero también es una de las películas más envolventes y con corazón propio.

Una auténtica carta de amor a la ciencia ficción de aventuras de antaño.

Flash Gordon ya tiene un relevo.

Sígannos y comenten en Facebook.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *