Fabricantes estadounidenses luchan para que se levante la prohibición a Huawei

En una reunión realizada a fines de mayo entre el Departamento de Comercio de los Estados Unidos y diversos fabricantes de chipsets que trabajaban con Huawei, estos últimos intentaron convencer al organismo estatal para que levante la prohibición de funcionamiento del gigante oriental en territorio norteamericano, dado que “la seguridad de los dispositivos se vería en grave peligro”, lo cual afectaría de manera directa a los usuarios locales, indica un reporte publicado por Reuters.

El motivo principal de esta preocupación radica en que los componentes que usa la marca oriental son fáciles de encontrar en otros mercados, pero en ningún caso cuentan con los estándares de seguridad utilizados por Intel, Qualcomm, Xilinx Inc., entre varias otras empresas, a pesar de que el argumento principal de Donald Trump para imponer esta sanción era, justamente, la “seguridad nacional”.

Cabe señalar que estas piezas son vitales para crear los equipos que puedan sostener la tecnología 5G en todo el mundo. Dado que Huawei se encuentra trabajando desde hace una buena cantidad de años en este proyecto, y que ya cuentan con tratados para instalar dicha red en varios lugares del mundo, todo se transforma en un motivo más que suficiente como para evaluar las medidas de seguridad presentadas por los fabricantes de chipsets, además del enorme impacto económico negativo que significaría para ellos el hecho de quedarse abajo de este buque.

Andrew Williamson, vicepresidente de asuntos públicos de Huawei, señaló en México que la compañía no le ha pedido a nadie que intercedan por ellos ante la medida aplicada por Donald Trump, añadiendo que “lo están haciendo por su propio deseo, ya que, para muchos de ellos, Huawei es uno de sus mayores clientes”.

Según personas relacionadas, Huawei no ha podido hablar con el gobierno estadounidense sobre la posición en la que se encuentran las relaciones entre ambos actores en estos momentos, lo cual fue ratificado a comienzos de junio por el mismísimo Liang Hua, presidente de la marca, quien señaló a diversos medios que “simplemente, no tenemos un canal de comunicación con Estados Unidos”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *