Estudio revela que cuando los médicos y enfermeras pueden revelar sus errores, la tasa de mortalidad desciende

Un estudio realizado en Inglaterra reveló que una noción de apertura en la comunicación proveniente de los hospitales por parte de sus trabajadores genera a largo plazo una disminución de la tasa de mortalidad.

La apertura hospitalaria fue definida en el estudio como “un entorno en el cual el personal habla libremente si vi algo que puede afectar negativamente a un paciente y sentirse libre de cuestionar a los que tienen mayor autoridad”.

El universo estudiado fue un total de 137 centros de atención de urgencia en Inglaterra donde se puso a prueba este estudio para ver si la comunicación entre los trabajadores de un hospital podía tener incidencias en la baja de mortalidad.

Estudio revela que cuando los médicos y enfermeras pueden revelar sus errores, la tasa de mortalidad desciende

Estudio revelador

Los resultados llamaron la atención de muchos, ya que en la conclusión de la investigación se pudieron revelar dos hallazgos importantes. El primero fue que el fomentar la apertura de los establecimientos hospitalarios se traduce en una disminución notoria en las tasas de mortalidad.

En total se registró una disminución de un 6.48% en la mortalidad solo gracias a una mejor comunicación entre el personal que trabaja al interior de un establecimiento de la salud.

El segundo hallazgo importante tiene que ver que en Inglaterra se ha registrado un aumento en la apertura comunicacional al interior de un hospital, pasando de un 13,63% en el año 2012 a un 16,49% en el año 2017.

Estudio revela que cuando los médicos y enfermeras pueden revelar sus errores, la tasa de mortalidad desciende

Parte del efecto benefactor que registra estos cambios se debe a la una mayor capacidad de respuesta de la organizaciones abiertas que trabajan al interior de un hospital. El aumento en la correlación entre los sectores es el mayor indicador que la confianza entre las personas aumenta y con esto el margen de error disminuye.

Según declaraciones de los principales investigadores del estudio “El componente único que nosotros registramos que disminuyen las tasas de mortalidad en los hospitales es la buena comunicación la cual incide en una mejora en los procesos hospitalarios disminuyendo los errores de los trabajadores”.

Finalmente, los resultados demuestran como la calidad de un sistema de salud puede mejorar cuando se integran mejoras en tecnología, implementos, recursos y también reformas que mejoren la comunicación interna en los recintos. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *