Estudio de la NASA con los gemelos Kelly arroja los profundos efectos de los viajes espaciales en seres humanos

La NASA quiere hacer todas las pruebas suficientes para demostrar cuáles son los efectos para el cuerpo humano de estar tanto tiempo fuera de la Tierra. Por eso, publicó este jueves 11 de abril la investigación que llevó a cabo con los gemelos Scott y Mark Kelly.

Según lo que concluye el estudio, los efectos en el espacio para los hombres puede ser muy degenerativo. Causan cambios en el metabolismo, la genética y el rendimiento cognitivo de los astronautas.

Scott Kelly se separó de su hermano gemelo astronauta Mark el 27 de marzo de 2015. Scott vivía en la Estación Espacial Internacional, mientras que su hermano vivía en la Tierra, y regresó el 1 de marzo de 2016.

Qué dice la investigación de la NASA sobre los Kelly

Algunas conclusiones de la NASA:

  • Los telómeros (que son los extremos de los cromosomas) en los glóbulos blancos de Scott, que son biomarcadores del envejecimiento fueron inesperadamente más largos en el espacio y más cortos después de su regreso a la Tierra con la longitud promedio de los telómeros volviendo a la normalidad seis meses después. En contraste, los telómeros de su hermano Mark se mantuvieron estables durante todo el período. “Debido a que los telómeros son importantes para la estabilidad genómica celular, se planean estudios adicionales”, dice la NASA. En sencillo, determinan la vida útil de una persona.
  • El sistema inmunológico de Scott respondió adecuadamente en el espacio. Por ejemplo, la vacuna contra la gripe administrada en el espacio funcionó exactamente igual que en la Tierra. Esto es fundamental para proteger a los astronautas ante ataques de microbios en la Estación Espacial Internacional.
  • Scott presentó más signos de deshidratación  y deterioro cognitivo.
  • Mientras estaban en el espacio, los investigadores observaron cambios en la expresión de los genes de Scott, y la mayoría volvió a la normalidad después de seis meses en la Tierra. Sin embargo, un pequeño porcentaje de genes relacionados con el sistema inmunológico y la reparación del ADN no regresaron a la línea de base después de su regreso a la Tierra.

“Se ha arañado la superficie del conocimiento sobre el cuerpo en el espacio”

La investigación contó con el respaldo de 84 investigadores de distintas partes de Estados Unidos, y ofrece la vista molecular más completa e integrada hasta la fecha de cómo un ser humano responde al entorno de un vuelo espacial.

“Por lo que sabemos, este equipo de equipos ha realizado un estudio sin precedentes en su alcance en todos los niveles de la biología humana: desde los análisis moleculares de las células humanas y desde el microbioma hasta la fisiología humana y la cognición”, dijo Craig Kundrot, director de la División de Investigación y Aplicación en la Sede de la NASA.

Jennifer Fogarty, científica en jefe del Programa de Investigación Humana en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, también habló sobre este estudio que promete hacer una base de datos completa de comportamientos humanos en el Espacio.

“Durante el vuelo espacial se producen una serie de cambios celulares y fisiológicos. Solo hemos arañado la superficie del conocimiento sobre el cuerpo en el espacio . El Estudio de los Gemelos nos dio la primera visión molecular integrada de los cambios genéticos, y demostró cómo un cuerpo humano se adapta y permanece robusto y resistente incluso después de pasar casi un año en la Estación Espacial Internacional . Los datos capturados de las investigaciones integradas, como el Estudio de los Mellizos de la NASA, se explorarán en los próximos años”, finalizó.

Scott Kelly

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *