Estrecho de Magallanes podría tener un altísimo potencial de extracción de energía marina

El Estrecho de Magallanes es una fuente inagotable de recursos naturales y uno de los que se está estudiando con mayor énfasis ahora es la energía marina, que potencialmente podría convertirse en electricidad.

Debido a esto, en marzo un grupo de 8 expertos del proyecto “Evaluación del Recurso y Caracterización de Sitios” del Centro de Investigación e Innovación en Energía Marina (MERIC), se trasladó hasta el territorio continental más austral de Chile y conexión natural entre los océanos Pacífico y Atlántico, para realizar diversos estudios que buscan preparar el futuro desarrollo de proyectos de energía marina en Magallanes y el resto del país.

“Como parte de nuestro trabajo, el que integra ingeniería y ciencias de la tierra, preparamos durante mucho tiempo esta expedición, incluyendo instrumentación avanzada para caracterizar en detalle los procesos físicos controlados por las mareas en estos ambientes extremos”, afirma Cristián Escauriaza, investigador principal del proyecto y académico de la Facultad de Ingeniería de la Pontificia Universidad Católica de Chile, casa de estudios co-ejecutora del centro MERIC.

El estrecho de Magallanes y su potencial energético

A nivel mundial se estima que si el 0,1% de la energía del mar puede convertirse en energía eléctrica, esto permitiría el reemplazo de cinco veces la demanda del planeta.

Sin embargo, uno de los mayores retos para implementar un proyecto de este tipo es que, precisamente, hay que instalarlo, operarlo y lograr que sobreviva en el mar por unos 20 ó 30 años con mantenciones periódicas programadas. Desafíos como éste son temas de I+D en los que MERIC trabaja estudiando el Estrecho de Magallanes y otros lugares con potencial energético en Chile.

Para ejecutar su campaña de mediciones los investigadores requirieron de una organización logística de aproximadamente un año. Durante este tiempo realizaron una visita de reconocimiento, sostuvieron reuniones con empresarios locales vinculados al sector energético y también con académicos de la Universidad de Magallanes (UMAG) y del Centro de Estudio de los Recursos Energéticos (CERE-UMAG), todas acciones claves para el desarrollo de su expedición.

Estrecho de Magallanes

Mareógrafos, ADCP (utilizado para medir corrientes), CTD (perfilador de temperatura y salinidad), derivadores GPS, y un sofisticado instrumento para medir la turbulencia -traído desde Estados Unidos gracias a una colaboración entre las universidades de Notre Dame y Católica de Chile-, fueron empleados para realizar los estudios que buscan comprender los procesos costeros de la zona.

Conclusiones del estudio

Al respecto, Leandro Suárez, investigador de MERIC y participante de la expedición afirma:

“El objetivo de la campaña fue caracterizar el recurso energético para las corrientes de marea en una zona con alto potencial como el Estrecho de Magallanes. Para ello, realizamos una serie de observaciones con el propósito medir corrientes y obtener datos sobre mareas, salinidad, temperatura y turbulencia”.

Debido a que las tecnologías existentes deben adecuarse a las características particulares de cada sitio, se requiere de estudios específicos para cada lugar donde se quiera instalar un dispositivo para la extracción de energía marina. Por esta razón, se espera que las investigaciones realizadas por los expertos del centro MERIC en el Estrecho de Magallanes, sirvan para conocer y comprender su potencial, ayudando a que más temprano que tarde la utilización de energía marina renovable sea una realidad en Chile.

Estrecho de Magallanes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *