Esto sucede cuando tu Roomba aplasta excremento de perro y sigue “limpiando” la casa

La aspiradora robótica Roomba es una pieza de alta tecnología que muchos desean; gracias  a su diseño sobrio, casi futurista, y su desempeño que se encarga de limpiar el piso de los hogares sin tantas complicaciones.

Sin embargo, el dispositivo tiene una ligera “falla” en su diseño que hace que su desempeño pueda pasar de ser admirable a un absoluto desastre escatológico. Y todo gracias a su mayor enemigo natural: el excremento de perro.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

Roomba Revenge: El juego en que una aspiradora Roomba se venga de los que ensucian el piso

Es compatible con iPhone, iPod touch y iPad con iOS 3.1.2 o superior, y vale USD$ 0,99.

La aspiradora Roomba no cuenta con ninguna clase de sensor de proximidad; ni tecnología que le permita detectar cuando está por pasar encima de un montón de desechos animales.

De modo que el robot simplemente sigue su camino, embarrándose de toda esa materia; para luego distribuirla por toda, absolutamente toda, la casa.

Eso fue lo que descubrió de la peor manera posible Ryan Landy, el inocente dueño de una Roomba; que subió los resultados de este incidente a su Facebook:

My new Roomba ran over my dog’s shit and proceeded to “clean” the rest of my house. I’m going to need therapy.

Go follow my movie Instagram: @rylanfilms
I follow back!!

Posted by Ryan Landy on Sunday, July 14, 2019

Como podemos observar el robot no limpió la casa, sino todo lo contrario. Lo que llevó al pobre sujeto a declarar abiertamente, en tono de broma, en tono de lamento, que necesitará terapia después de vivir esto.

La mayor ironía es que esta situación en realidad sería bastante recurrente. O al menos eso es lo que ha declarado ya en el pasado iRobot, la compañía encargada de fabricar a Roomba.

Hace dos años sucedió un caso similar, en un incidente que igual se volvió viral bajo el nombre poopocalypse. En aquellos días cuando internet era más gracioso y menos agresivo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *