El complicado sistema de Donald Trump para dar “like” en Twitter

Donald Trump es un presidente bastante ambivalente. Su faceta twittera es por todos conocida: cada vez que el presidente de Estados Unidos entra a Twitter, se quiebra un metafórico plato en alguna parte del mundo.

@import url(https://fonts.googleapis.com/css?family=Fira+Sans:300,400,400i,600);@import url(https://assets.metrolatam.com/assets/oembed.css?v=BS12);

Sin embargo, a pesar de su aparente maestría con la red social del pajarito, es un conocido tecnófobo. Trump no usa un computador, se ha obstinado a cambiar su teléfono por alternativas más seguras y modernas, y -según un reporte de Politico- lee sus noticias en papel.

No obstante, hay otro ejercicio para el que Donald Trump gasta papel todos los días: darle “like” a tweets.

El reporte del sitio Político describe la inusual manera que tiene el presidente de la nación más poderosa de América, sólo para hacer algo tan simple como ponerle un corazoncito a un tweet. A saber: su staff le imprime el tweet, Trump lo lee, lo firma -usualmente con un mensaje positivo o derechamente negativo- y se lo envía al autor original.

El presidente es conocido por enviar impresos de los tweets que le gustan. Después de que le gustara un tweet de Gaetz [N. de la R.: Matt Gaetz, diputado republicano por el distrito 1 de Florida], hizo que un miembro de su staff lo imprimiera. Luego lo firmó y pidió que se enviara a la oficina de Gaetz. El tweet ahora está enmarcado y colgado.

Recordando el pasado hotelero de Trump, Gaetz dijo “ésta es la canasta de regalo proberbial de Trump, esperándote en la suite”.

El complicado sistema de Donald Trump para dar "like" en Twitter

Los likes reales

Donald Trump, desde su cuenta @realDonaldTrump, ha dado like a muchísimos tweets de la manera tradicional. La mayoría de ellos, incluyedo uno felicitando a Rihanna, han sido removidos.

Los tres que quedan son bien particulares. El primero es del 2013, de alguien diciéndole al actual presidente que “le ha hecho tanto daño al partido Republicano como cualquiera”. El segundo, del mismo año, es una promoción de los vinos de Donald Trump.

El tercero, del 2017, es de un liberal que escribió sobre Trump: “no es material presidencial”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *