Consideran a Uber como empresa de transporte en Europa

Que alguien considere a Uber como una empresa de transporte en realidad es como descubrir la rueda en el siglo XXI, sin embargo la marca siempre se ha considerado como una plataforma tecnológica, rol que, en términos legales, tiene obligaciones y derechos distintos a una firma del primer tipo. ¿Por qué mencionamos esto? Pues porque la Unión Europea comenzó a considerar este servicio como transporte, lo cual complica enormemente el modelo de negocios de la organización.

Lo anterior obliga a que los conductores que forman parte de la compañía tengan las competencias básicas de un chofer profesional, lo cual coarta la capacidad de que cualquier persona con auto pueda trabajar para esta corporación en particular. De más está destacar que esto se encuentra prohibido por ley en las 28 naciones que conforman el grupo, lo que ciertamente le arruina la fiesta a Uber de una manera espectacularmente grande.

El primer golpe lo efectuó un grupo de taxistas españoles, quienes denunciaron a la empresa por malas prácticas en la industria del transporte, dado que la ley les exige contar con una serie de documentos legales de los cuales la firma está exenta por tener un giro distinto al suyo propio, entregando su mismo servicio.

De ser admisible este recurso, los costos de servicio en Europa subirían bastante y dejarían a la marca sin su principal ventaja por sobre el rubro establecido. Dado que Uber se encuentra en disputas activas con las regulaciones legales de varios países alrededor del mundo, incluyendo a Chile, no sería sorprendente que en el futuro cercano otras naciones utilicen el mismo recurso para introducir a la aplicación en los marcos legales locales. Pensándolo fríamente, son días bastante oscuros para la compañía, y lo que viene no se ve mucho mejor.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *