Comienza la retirada masiva en todo el mundo de implantes mamarios relacionados con el cáncer

La compañía Allergan, quien es actualmente una de las distribuidoras más grandes del mundo de Botox, ha anunciado que comenzó el retiro de todos los implantes mamarios Biocell que están a la venta, ya que estos han sido vinculados con un extraño tipo de cáncer el cual ya ha causado 33 muertos.

Esta compañía farmacéutica tiene sede en varios países de Latinoamérica, entre los que destacan Chile, Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Uruguay y Venezuela. Sin embargo, en los Estados Unidos este tipo de implantes no son para nada populares, alcanzando solo el 5% de todos lo que se realizan en aquel país.

A raíz de los casos que ya se han producido de cáncer en algunos pacientes, los que lamentablemente ya han cobrado un total de 33 víctimas, la compañía ha tomado la sabia desición de no seguir distribuyendo este tipo de implante en las personas para así evitar que otros más puedan enfermar.

Comienza la retirada masiva en todo el mundo de implantes mamarios relacionados con el cáncer

Cáncer por implantes mamarios

El continente americano no es el único en el que Allergan tiene un gran mercado, ya que en Europa también se realizan con bastante frecuencia este tipo de operaciones, ya que en países como Francia, Alemania y otros de aquel continente estas operaciones pueden llegar a completar el 80% del mercado.

En reciente informe realizado por la Administración de Alimentos y Medicamentos en los Estados Unidos reveló que de un total de 573 casos de pacientes los cuales han sido afectados en todo el mundo por este tipo de cáncer llamado Linfoma Anaplástico de células grandes, un total de 481 se le atribuyen directamente a estos famosos implantes mamarios.

Comienza la retirada masiva en todo el mundo de implantes mamarios relacionados con el cáncer

Lo que provoca la falla celular en los cuerpos de las personas que se realizan este tipo de intervención no es generado por el implante, si no que esta se genera por la cubierta texturizada que existe en ellas, la cual daña el tejido del cuerpo haciendo que se generen linfomas que generan como síntomas dolor e hinchazón en el pecho de los pacientes.

Finalmente, según palabras de la propia empresa “Todos los implantes mamarios texturados los cuales están rellenos de una solución salina con silicona ya no se distribuirán ni venderán más a nivel mundial en ninguno de los mercados que estén disponibles actualmente, ordenando además a todos los profesionales del rubro que tampoco deben seguir utilizando este tipo de implantes ni los expansarores de tejido”. 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *