Atentos amantes del atún: Comerlo en exceso aumenta el riesgo de exposición al mercurio

El atún es rápido, fácil de preparar y es el alimento estrella para estudiantes y trabajadores apurados que necesitan salir del paso para almuerzos y comidas. Sin embargo, un grave riesgo podría esconderse en comer en exceso este pescado, ya que las cantidades de mercurio que tiene podrían ser dañinas para la salud.

Un estudio de la Universidad Católica Santa Cruz de Estados Unidos, detectó este problema al analizar los comedores de los estudiantes secundarios y universitarios de ese país, que comen incluso una vez al día atún.

Según esta investigación, todos los alumnos que comían una gran cantidad de este pescado, tenían más mercurio en el cabello.

“No significa necesariamente que estén experimentando efectos tóxicos, pero es un nivel en el que se recomienda tratar de reducir la exposición al mercurio”, dijo Myra Finkelstein, profesora adjunta de toxicología ambiental en la UC Santa Cruz.

 “Nuestros resultados fueron consistentes con otros estudios de niveles de mercurio en el cabello de personas que comen mucho pescado”.

Efectos neurológicos por comer mucho atún

Tanto el atún, como otros pescados, tienen alta concentración de metilmercurio, una forma tóxica de mercurio que puede provocar daños neurológicos y problemas reproductivos, por lo que se recomienda específicamente evitar en mujeres embarazadas y niños.

La profesora Finkelstein comentó que  “Me quedé estupefacto cuando los estudiantes me dijeron que comían atún todos los días. Su falta de conocimiento sobre el riesgo de exposición al mercurio es sorprendente”.

Según recomienda la UC Santa Cruz, el atún se debe consumir de forma moderada y en menos cantidades.

Casi todos los peces contienen algo de mercurio, pero se sabe que el atún, especialmente las especies más grandes, acumula niveles relativamente altos de metal tóxico. Se recomienda a los consumidores que no coman más de dos o tres porciones por semana de pescado con bajo contenido de mercurio (incluidos el barrilete y el atún de tongol, a menudo etiquetado como “chunk light”) o una porción por semana de pescado con niveles más altos de mercurio (como el atún blanco y el amarillo). atún aleta).

 

“Los investigadores calcularon que, para mantenerse por debajo de la dosis de referencia de la EPA, una persona de 140 libras podría consumir hasta dos comidas por semana del atún con bajo contenido de mercurio, pero menos de una comida por semana del atún con mayor contenido de mercurio”.

Atún

 

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *