Ahora acusan a Google de discriminar y perseguir a quienes fomentan la diversidad

Después de que James Damore demandara a Google por una supuesta odiosidad hacia su persona y construyera una imagen de la empresa como “pro diversidad”, otro ex trabajador declaró que esta versión está bastante lejos de la realidad.

Cory Altheide comenzó a trabajar en Google como ingeniero de seguridad en 2010, y durante ese proceso cuenta que vio una cara de la multinacional lejos de la que intenta proyectar. Tras las declaraciones de James Damore, el autor del denominado “manifiesto machista”, a su juicio se ha construido una imagen de la empresa cercana a la inclusión y diversidad, cuando él mismo fue apartado de Google en 2016 por fomentar el debate en estas áreas mediante foro internos.

En un documento filtrado por el sitio Gizmodo, el trabajador asegura que el departamento de recursos humanos de la empresa, lo presionó para que dejara de proponer y discutir iniciativas pro diversidad . Para Altheide, el verdadero conflicto tiene que ver con la incapacidad de la empresa de tomar en cuenta las visiones verdaderamente inclusivas. Así lo comentó:

Tenía una plataforma que construí para mí internamente en las que señalaba áreas donde nos estábamos quedando cortos, tanto interna como externamente. Con este tipo de cosas seguro que estarían de acuerdo muchos de mis colegas pero la minoría reaccionaria tiró para atrás muchos de mis esfuerzos en materia de justicia social.

El mismo vicepresidente senior de publicidad de Google, Shridar Ramaswamy, respondió a sus esfuerzos en una de las discusiones:

Google no es un club de debate o una clase de filosofía. Somos un sitio de trabajo y tenemos la obligación de que nuestras discusiones sean respetuosas. Los debates en torno a la excelencia del producto pueden soportar una variedad de puntos de vista y es bueno tenerlas. No creo que pueda decirse lo mismo para los debates en torno a asuntos más delicados como el género, la religión, la raza o la orientación sexual.

Otros de los comentarios provino de Urs Holzle, vicepresidente de infraestructura.

Como hablamos, a partir de ahora te pido que evites publicar sobre asuntos controvertidos. Creo que tu intención es hacer Google mejor, sin embargo te pido que evites hacerlo puesto que incitan a otros a comentar en un modo que viola nuestras políticas internas.

Contrariamente a la imagen que ha intentado construir James Damore, que incluso comparó a Google con la gulag de la URSS, al parecer las políticas de la multinacional no serían tal. Altheide concluyó:

Hasta donde puedo decir, Urs es de la escuela de “No preguntes, no cuentes” (Don’t Ask, Don’t Tell, en inglés, la frase que resume lo que durante muchos años fue la política del ejército estadounidense en relación a la homosexualidad) con respecto a la diversidad.

Me marcho porque no confío en Urs (…) La única manera de comenzar a intentar crear un cambio positivo, dentro de una organización que se ha hecho a propósito con la única tarea de aportar valor a los accionistas, es a través de la acción colectiva

The post Ahora acusan a Google de discriminar y perseguir a quienes fomentan la diversidad appeared first on FayerWayer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *